Manual para masturbarse en un colegio de señoritas

Manual para masturbarse en colegio de señoritas 

 

A ti, Liceo María Auxiliadora, no es nada personal

Oh espera…lo personal es político, me retracto

Esto es personal.

A ti, Liceo María Auxiliadora,

Que, entre tus embarazadas y lesbianas,

te alzas glorioso y triunfal

 

No recuerdo haber sentido a Dios

Sí recuerdo la primera vez que me mandaron

a cerrar las piernas

Tenía 8 años

Nunca vi a Dios, ni lo escuché,

a pesar que nos hacían invocarlo a diario.

Teníamos que invocar la santidad en nosotras

Usábamos el nácar Storniano como uniforme

 

Me reconocía en pecado cada vez

que me buscaba por las noches,

La culpa cristiana de querer más de un orgasmo

por sesión me acechaba.

Y es que sólo los hombres lo hacen,

en una mujer está mal visto

Es asqueroso, raro, lesbiano.

Pero prefería lidiar con mi sucia desviación

después de haber lamido mis dedos

 

Qué asco una mina que se masturba

La santidad prefiere el martir(io) y el ayuno

Qué asco mis dedos arrugados por la gelatinosa experiencia

Qué asco mi olor, mis gemidos,

Mis piernas abiertas sin un hombre entre ellas

Qué asco mi disidencia

 

Cerca del orgasmo

me pregunto si Dios me está viendo

Así, abierta, en pelota, exquisita

Dios, ¿acaso te calienta?

¿Acaso te calienta de la misma forma

en que tus curas se calientan con el monaguillo?

¿O de la forma en que tu monja

se calienta con mi compañera de asiento?

Dios, ¿en serio me quieres santa?

 

Liceo María Culiadora,

que entres tus rejas y cámaras de seguridad

Me mandaban a confesar mis pecados

Una maquinaria heternormalizadora,

frígida, anorgásmica y capitalista

(cualquier semejanza con el Estado

NO es mera coincidencia)

Así pretendías mantenerme de rodillas,

Rezando asustada

Teniendo que reprimir mi Sodoma y Gomorra

 

Quiero dejar en claro lo siguiente:

Los órganos y objetos que penetran

mis cavidades son muy bien seleccionados

La cruz solo la aceptaré si viene con al menos

tres velocidades de vibración

 

Te saluda

La perra de siempre

La ultra de nunca

La puta de ninguno

La puta ultraperra.

 

vagina ilustrada invitada: @belit.ili

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *