Cuando tu familia no es familia

Cuando tu familia no es familia

Siempre hemos oído cosas como “debes respetar a tu padre y a tu madre”, “los hermanos deben quererse” y tanta frase-mandamiento bíblico. Es algo tan normalizado que lo creemos y nos cuesta cuestionar las actitudes de nuestra “hermosa familia”. Tenemos que tener en cuenta que primero que todo, que desde que salimos del cuerpo de nuestras madres somos libres, somos personas, somos un libro en blanco listo para absorber lo que nos rodea porque cada día se aprende. Pero a lo largo de nuestras vidas nos imponen la religión con mandamientos tan patriarcales y mutiladores del libre pensar. Nuestra familia nos restringe y sin razón válida, desde pequeñes. A nosotras, nos enseñan a tener miedo, a comportarnos como señoritas, idealizar la virginidad, el amor romántico, a hacer cosas de “mujeres”, a competir entre nosotras, a ser flacas y femeninas etc.

Cuando llegamos a la explosión de lo púber en nuestras cuerpas, es cuando empezamos a escuchar nuestras mentes rebeldes y comenzamos a percatarnos del actuar de nuestros padres. A darnos cuenta que no los elegimos, empezamos a verlos como extraños y más cuando te dañan de manera permanente.

“Debes respetar a tu mayores”, es una frase que incita al abuso de todo tipo, llama a sumisión, a ser débiles, a acatar las reglas impuestas por los “mayores”. ¿Vas a respetar a ese padre violador? ¿Vas a respetar a esa madre que te baja el autoestima? ¿vas a respetar a ese hermano golpeador?

Abramos los ojos, muches de nosotres sufrimos con las críticas de nuestras familia, que nos destruyen los sueños, el fluir del pensar, nos cortan las alas para hacer nuestra vida, nos enseñan a callar,nos obligan a hacer lo que no nos gusta…Crear niñas y niños “perfectos” bajo mucha presión no es sano en ningún sentido, porque después como personas adultas nos cuesta expresar demasiado nuestro intereses, nuestra personalidad y sexualidad, por el miedo latente del qué dirán.

Está bien no apreciar a nuestra familia. No porque lleven algo de tu genes, significa que no puedes rebelarte, ellos son seres humanos llenos de defectos, inseguridades y sobre todo ignorancia. Es importante que hay crear espacios de reflexión y de conversación muy mínima que sea para acoger a todes les niñes que sufren bajo una familia violenta, discriminadora y autoritaria. Debemos escucharles, porque son las primeras víctimas de este sistema que les violenta desde muy pequeñes, que les mutila para siempre. Ahora más que nunca, nosotras vemos la evidencia de ello.

 

Vagina Ilustrada Invitada: Florencia Antonia // @florencia.antonia_

Ilustración: Maremoto // @marmarmaremoto

2 Comentarios

  1. Gracias por hacernos ver la realidad y aunque cueste decir esta no es mi familia llega el momento de explotar. Me encanto este post y tambien me hizo darme cuenta de cosas que uno normaliza por respeto pero cuando es a ti a quien no respetan todo cambia.

  2. Hola, me parece súper necesario dejar de perpetuar esa idea de que la familia es para toda la vida, o está en las buenas y en las malas, porque por cosas como esa la gente termina normalizando la violencia, el maltrato y el abuso en su vida. Yo me aleje de toda mi familia, gente mala y tóxica que me hizo vivir cosas horribles, y nunca les volveré a abrir las puertas de mi vida, pero veo a mucha gente que no es capaz de alejarse de su familia, sin importar lo que le hagan, porque es verdad, te conviertes en algo raro cuando te emancipas, te vuelves un ser que da lástima, llega a dar vergüenza reconocer ante otras personas que has pasado por esas cosas y “no tienes familia”, aunque físicamente si la tienes. a mí me costó un poco, pero ya aprendí, nunca hay que avergonzarse por las cosas que te hizo alguien, no debes sentir vergüenza por tomar la decisión de proteger tu vida y tu futuro, tu salud mental. Eso es valentía, eso es decisión, es dejar de sufrir por normas establecidas por alguien hace mil años. La familia es la gente que está en tu vida, que te hace feliz, que te desea bienestar, y se preocupan por ti. No los que tienen tu sangre y tus rasgos y tu apellido, se necesita mucho más que eso.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *