La empoderá del mes: Piel de Lava

Nuevamente, nuestra empoderada del mes viene internacional y esta vez es la compañía de teatro argentina Piel de lava.

La resistencia al patriarcado se hace desde todos los espacios y las chicas de “Piel de Lava” supieron encontrarlo en el arte. Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes trabajan juntas hace 15 años, generando espacios de reflexión en torno a distintos temas, además se siempre pensar la creación desde un espacio colectivo.

Colores verdaderos (2003), Neblina (2005), Tren (2010) y Museo (2014), sus cuatro trabajos anteriores, todos fueron resultado de estudios sobre dramaturgia, actuación y dirección grupal. Esta ha sido una forma de trabajo constante y la que llevaron hasta su residencia en el Teatro Sarmiento en Buenos Aires, donde hicieron una retrospectiva a sus obras anteriores, además de hacer talleres y escribir una nueva pieza.

De ahí nació Petróleo, su obra más reciente, estrenada en julio de 2018, y dónde interpretan a cuatro hombres trabajando en un yacimiento, jugando con la idea del teatro victoriano y la subversión de roles de género. El éxito de la obra la hizo ser elegida entre las destacadas del año por el diario La Nación de Argentina y ahora en unas semanas llegan con funciones a Chile dentro del Festival Internacional Santiago a Mil

Pero, como si fuera poco, este año también se estrenó “La Flor”, película del director Mariano Llinas que además de durar 14 horas y ser grabada a lo largo de diez años, fue premiada como Película del Año en el festival BAFICI

Como lo suyo es lo colectivo, quisimos que dos de las chicas nos contestaran nuestro cuestionario. Pilar y Valeria nos comentaron qué leen, ven y cómo lidian con el patriarcado en medio de uno de sus años más movidos.

Valeria Correa

¿Qué estás leyendo en la actualidad o cuál es el último libro que leíste?

“Kentukis” de Samanta Schweblin.


¿Qué series o películas recomiendas?

Handsmaid’s Tale.

¿Qué canción no te puedes sacar de la cabeza?

“Bien o mal”, de Julieta Venegas.

 

¿Qué es lo que más disfrutas?

Viajar.

¿Cuál es el momento más sororo que recuerdas?

Todas mis separaciones y las de mis amigas, en ese momento previo donde ellas te dan el “okey” y el empujón, además de cuando te reciben en su casa después de hacerlo. Eso y las manifestaciones de “Ni Una Menos”.

¿Cuál ha sido tu situación patriarcal más reciente?

Tener que aprender a manejar autos a los casi 40 cuando a mi hermano mi papá le enseñó a los 16.

¿Cuál ha sido tu mejor pará de carros?

Gritar, pegar y hacer un escándalo en el metro luego de que un tipo me metiera la mano debajo de la pollera. Esto fue como hace diez años y eran otros tiempos. Recuerdo que llame a la policía y nadie me ayudó.

¿Cómo construyes tu cuarto propio?

En el caos cotidiano.

¿Qué te empodera?

Mi grupo de pertenencia, Piel de lava.

 

Pilar Gamboa

¿Qué estás leyendo en la actualidad o cuál es el último libro que leíste?

Estoy leyendo un libro de una de mis autoras favoritas que es Selva Almada, se llama “Una Chica de Provincia”. Cada vez que la leo siento que estoy conversando con una amiga.

¿Qué series o películas recomiendas?

No estoy muy en el mundo de las series, porque como se me vuelven adictivas. Siempre vuelvo a pensar en la serie que mas me gustó en mi vida, que hasta ahora es “Six Feet Under”. Siempre vuelvo a ella casi como un oráculo. También, recomiendo una que vi hace unos días y me gustó mucho, “Happy as Lazzaro“ de Alice Rohrwacher.

¿Qué canción no te puedes sacar de la cabeza?

Mi canción predilecta viene siendo hace mucho tiempo una canción vieja de Neil Young que se llama “Harvest moon” cada tanto vuelve a mi vida y no puedo parar de escucharla. Las canciones son como los amigos para mi.

¿Qué es lo que más disfrutas?

Disfruto de muchas cosas, pero ahora con el tiempo creo que son los periodos de ocio. Antes, de más joven, me costaba no sentir culpa con ese tiempo libre y ahora más grande, lo disfruto y lo exprimo mucho.

¿Cuál es el momento más sororo que recuerdas?

Me separé de un novio y fue de esas separaciones muy muy tristes (como todas, quizás) y él tenía una hija a la que yo quería mucho y parte de la tristeza enorme era no verla más. Su mamá (la ex de mi novio) me mando un mensaje hermoso de mujer a mujer allanando todo el terreno para que yo pueda seguir viendo a su hija. Fue de los momentos en donde más sentí que la potencia del amor femenino no tiene límites.

¿Cuál ha sido tu situación patriarcal más reciente?

Fue por parte de una mujer. Tengo 38 años y aún no tengo hijos, y eso pareciera ser que altera mucho a algunas personas, pero sobre todo a las mujeres, como si yo le debiera al mundo la maternidad o algo así. Ella empezó a decir adelante de muchas personas “acá a la que se le está yendo el tren es a Pilar”, “mirá que el reloj biológico no te perdona “, “¿qué vas a hacer si te arrepentís de no tener? “, en fin. Entendí muy claramente que el patriarcado es de todos, es de hombres y de mujeres y que la deconstrucción de ese sistema nos compete de verdad a todos los géneros.

¿Cuál ha sido tu mejor pará de carros?

Creo que esta respuesta está relacionada con la anterior. Por primera vez en mucho tiempo pude contestarle a esa mujer que se obsesionó con mi no maternidad y fue muy bueno y liberador.

¿Cómo construyes tu cuarto propio?

Mi cuarto propio es hacer teatro con mis amigas, cómplices y socias de la vida. Ahí cuando pensamos y ponemos en práctica eso que pensamos siento que tengo el privilegio de tener más que un cuarto propio, una isla en el universo.

¿Qué te empodera?

Me empodera la formación, la lectura de materiales que me abren los sentidos. Aprender y tener cada vez más herramientas para entender las cosas desde otro lugar. No estoy de acuerdo con la opinión a la marchanta de las cosas, siento que el feminismo ha llegado para quedarse pero para eso tenemos que ser más inteligentes que nunca, sobre todo para no repetir en nuestra nueva manera de intentar ver el mundo estructuras viejas y patriarcales. Para eso me parece vital leer a todas las mujeres que desde hace muchos años piensan y reflexionan sobre esto. Empoderarse y decir basta a millones de cosas implica que nosotras estemos alertas y seamos capaces de comprender con la mayor cantidad de herramientas posibles y para eso siempre ha sido de vital importancia la lectura de textos, libros y otras cuestiones. Para estar realmente a la altura del cambio paradigma y que el patriarcado que es un zorro viejo no nos embauque más. Aprender entre todos es lo que más deseo. Sin fascismo.

Petróleo se presenta entre el 18 y el 20 de enero en el Teatro Mori de Parque Arauco.

Foto: Carlos Furman.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *