La empoderá del mes: Andrea Riera

Estamos muy contentas porque la empoderá del mes es una Vagina Internacional: la dramaturga y gestora cultural boliviana Andrea Riera.

Andrea es una mujer creadora: en 2002 cofundó y codirigió la agrupación Altoteatro hasta 2012, con la cual tuvo la posibilidad de girar con diversas producciones a nivel nacional e internacional, en países como Brasil y Chile. Es cofundadora de la primera plataforma de teatro en Bolivia: PUNTO BO, un esfuerzo independiente que promueve la producción y difusión de propuestas escénicas y que reúne a las principales figuras del teatro de su país. Actualmente es coordinadora general de LATEscena (Laboratorio de Artes Escénicas), espacio de formación artística, producción e implementación de proyectos de desarrollo a través de las artes, y desde 2016 ha impulsado la apertura de LateSucre.

Además, Andrea escribió y dirige la premiada obra Animales Domésticos, parte del Festival Internacional Santiago a Mil, que aborda el tema de la violencia contra las mujeres: para escribir esta obra, el equipo (compuesto por Piti Campos, Alice Guimaräes y Andrea Riera) realizó una reveladora investigación sobre el femicidio en Bolivia. “Es, sobre todo, una mirada para alertar que la violencia puede estar muy cerca nuestro. Que tenemos que estar más atentos y ser un poco más conscientes. Es algo que se debe detener y a lo que no tenemos que acostumbrarnos”, explica.

¿Qué estás leyendo en la actualidad o cuál es el último libro que leíste?
Estoy volviendo a empezar “Las Islas” de Carlos Yushimito, un libro que tuve en mis manos el 2015 y ahora que lo he vuelto a abrir pienso en la facilidad que tengo para postergar algunas cosas.

¿Cuáles son tus series o películas favoritas?
Cualquiera que me deje algo dando vueltas.

¿A qué dramaturgas latinoamericanas destacarías?
Quisiera destacar más bien a varias creadoras latinoamericanas: Teresa Ralli, Ana Correa, Patricia Ariza, Mariana de Althaus, Cyntia Edul, Coca Duarte, Claudia Eid, Charo Francés y Angélica Lidell, por citar las que más rápido me vienen a la memoria. Todas con diversas estéticas y éticas, todas aportando y abriendo camino.

¿Qué canción no te puedes sacar de la cabeza?
Hoy, “Bajan” de Cerati y Spinetta.

¿Qué es lo que más disfrutas hacer?
Últimamente disfruto mucho dejar el celular fuera de mi alcance.

¿Cuál es el momento más sororo que recuerdas?
Tal vez los dos últimos montajes. En Colgadas (2015) y Animales Domésticos (2017) tuve la posibilidad de trabajar con cuatro actrices. El proceso de escritura de los textos nos dio la posibilidad de abrir un espacio de diálogo y reflexión íntima, cargada de matices de la vida de la mujer a partir de experiencias personales que a veces nos encargamos de mantener bien escondidas.

©Camilo Bejarano

¿Cuál ha sido tu situación patriarcal más reciente?
Un almuerzo familiar. Una prima a días de dar a luz a su segundo hijo comenta que quiere ligarse las trompas y que en la clínica le piden que lleve una carta firmada por su esposo, que es él quien debe dar su autorización. El marido asiente con naturalidad y dice que no sabe si firmará. Nadie dice nada, yo pienso que mi prima sabe por qué no quiere tener más hijos. La decisión sobre
su cuerpo, su salud y su vida tiene que ser firmada por alguien más, ¿hay algo que no está bien no? Lo digo y no le sienta bien a todo el mundo, en especial porque las cosas siempre fueron así y no tenemos costumbre a repensar lo establecido. Insisto en que no está bien, que si la clínica asume una postura tan decadente, por lo menos deberíamos cuestionarnos nosotros. Y nos cuestionamos.

¿Cuál ha sido tu mejor pará de carros? 
Creo que cada día tenemos la posibilidad de repensarnos y redefinir, aprovechar un almuerzo familiar, una charla con amigos, un problema con la pareja, una pregunta de los más pequeños, algo incómodo dentro nosotras mismas. Aprender a escuchar y aprender a decir es la mejor forma para mí.

¿Cómo construyes tu cuarto propio?
Libros, fotos familiares, una lámpara, mi cama y la de mis dos mascotas o por lo menos un espacio para su cama, porque ellas son nómadas, arrastran su cama al lugar que les apetece (un poco como yo).

 

Animales Domésticos se presentará el 15, 16 y 17 de enero a las 19.30 horas en el Teatro Ictus.

 

Foto por Daniela Guzmán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *