Mujeres desde las Industrias Creativas

Fuimos al panel “Desde las Industrias Creativas”  del Festival Ruidosa.

Nos gusta ver, escuchar, conversar y admirar a otras compañeras, y en este panel teníamos a grandes mujeres. Las invitadas eran Maite Alberdi, directora de los documentales “La Once” y “Los niños”; Pepa San Martín, actriz y directora de la película “Rara”; Manuela Infante, actriz y dramaturga de las obras “Prat”, “Suarex”, entre otras; Isabel Plant, una de las creadoras de “Mujeres Bakanas”; Soledad Salfate , montajista de las películas “Una mujer fantástica”, “Rara”, entre otras y, la moderadora o más bien, increpadora, era Kena Lorenzini, famosa artista feminista de años.

 

Algo que se repite en reuniones, paneles, conferencias y cursos que lideran mujeres, es que nosotras, en general, nos distinguimos por algo: somos transparentes, genuinas, apasionadas y hablamos desde lo que sabemos-sentimos-somos. No hay una necesidad de aparentar y ser “la que sabe más”, “la que tiene la última palabra” en alguna materia. Es increíble ver la orgánica natural que tenemos entre mujeres, incentivándonos así en mostrarnos tal cual somos y vibrar con lo que más nos gusta, sacándonos el velo de la competencia patriarcal.

 

Y así también se mostraron todas estas mujeres en el panel. Ideas claves que quedaron dando vueltas fueron el cómo se planteaban sus obras, y el rol que en ellas tenían. Ven su obra como una transformación, como un juego con la marginalidad: exponer lo invisibilizado a través de una representación creativa, tomando lo excepcional como universal. Y creen fervientemente en que la sociedad está preparada para recibir sus propuestas, cargadas de nuevas visiones, y eso es algo que a todas las mueve y motiva a desarrollar nuestro camino desde la confianza en lo que proponemos.

 

Hubo una pregunta del público enfocada en los obstáculos que se les han presentado en su desarrollo profesional por ser mujer. Los temas transversales que tocaron fueron la invisibilidad, la subvaloración de capacidades, el aprovechamiento, o la sucesiva exposición a obstáculos que probablemente si fueses hombre, no los vivirías. Básicamente, misoginia en todos lados.

Pepa San Martín hablaba del proceso que fue para ella el ir de a poco creyendosela, segurizándose de que su propuesta y trabajo era bueno. Reconocer que hay espacios que para los hombres ya están dados, y por los cuales nosotras tenemos que luchar para que se nos den fue algo clave. “Entender lo que quiero yo antes de lo que se espera de mí”, es una frase que quedó resonando.

Manuela Infante comentó que ella naturalizaba obstáculos, no viéndolos como algo relacionado con el ser mujer. “Cuesta darse cuenta que es difícil. Cuesta ver la dificultad cuando se naturaliza la violencia y que te tiene que costar”.

 

Con muchas reflexiones nos quedamos de estas mujeres ruidosas y diversas, que son referentes en cada una de las disciplinas en las que se desenvuelven, y que con confianza, fuerza, sencillez y honestidad han construido su espacio creativo motivando y emocionado a much@s.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *